Sensei Shitsumon Fansub

K-ON!

  • Nombre original: K-On!
  • Traducción: No tiene, pero sería “Club de música ligera”
  • Origen: Manga
  • Año de origen: 2007
  • Adaptaciones

*Anime: (1° temporada, 12 episodios + 9 OVAS): 2009
*Anime: (2° temporada, 24 episodios + 12 OVAS):2010
*Película: 2011

Seiyuus:

Sinopsis:

La historia base se centra en cuatro chicas que asisten a su primer año de preparatoria, comenzando con Yui Hirasawa y su impaciencia en la búsqueda de un club en el cual participar. Por otro lado, está Ritsu Tainaka (baterista) quien le propone a su mejor amiga Mio Akiyama (bajista), inscribirse juntas en el club de música ligera del instituto; desafortunadamente se enteran que está próximo a ser cerrado debido a que todos sus miembros se habían graduado el año anterior.

Debido a que el mínimo permitido para formar un club es de 4 integrantes, Ritsu y Mio tratan de conseguir interesados en participar, y en el intento lograrán reclutar a Tsumugi Kotobuki quien les indica que sólo sabe tocar el teclado. Esto significa que ya sólo hace falta un miembro más para tener nuevamente al club en funcionamiento, y es aquí donde, tras una larga espera, Yui se decide finalmente por un club, precisamente el de música ligera. Con esto lo salva de la extinción. Desafortunadamente el club, al cual nombrarán más adelante “Hōkago Tea Time” (‘La hora del té después de la escuela), requiere de la pieza clave de casi toda banda musical: el guitarrista, y Yui no tiene experiencia alguna con ningún instrumento.

Género:

Recuentos de la vida, SG: Moe, comedia,

Versión recomendada para descargas:

Versión ligera: Athena no Seinto

www.identi.li/index.php?topic=98084

Versión Blu-Ray: Trigo Fansub

http://www.identi.li/index.php?topic=143874

Crítica

Advertencia: Gran cantidad de spoiler

K-On! (1° temporada): ¿Y es popular por…?

Cuando fundamos Sensei Shitsumon Fansub, en el sector Sobre SSF escribimos que la industria de la animación japonesa sufría una crisis que, lejos de ser económica, estaba relacionada con las malas historias, las malas adaptaciones, etc. K-on! bien podría ser el ejemplo más rotundo de esto. Antes de que esta crítica sea tildada de hater, explicamos que, cuando empecé a escribirla, no sabía que agregar desde el capítulo 3, ya que estaba casi todo listo. Me dirán, “falta Asu-nyan”. Ok, entonces, no sé qué más decir desde el capítulo 9.

¿Qué hacen? Nada. Para ser una serie de música apenas parecen practicar, solo se dedican a tomar te dentro de un salón en la escuela. Me dirán “compusieron canciones”. Y ahí nace el primer gran error del fanático bobo (el de Japón, ese que compra todos los discos). Para que siempre lo tengan presente, el anime, principalmente el que es producido por Kyoto Animation, es un negocio. Ya son pocos los que tratan de dar un mensaje, mientras la serie venda, no hay nada de que preocuparse. Las chicas no hacen nada, solo gesticulan “frente a la cámara”, mientras cumplen un pseudo-rol. Mio y Azuna son ejemplos rotundos en su lugar de responsables, Yui en su lugar de tonta, Ritsu en su lugar de líder.

Otra cosa, ¿qué buscan? Generalmente, las series de equipos buscan un la realización de un objetivo, como llegar a tocar en “x” lugar, o ser famosos. Acá el “objetivo” se cumple en el capítulo 12 de esta temporada. Y uno se pregunta, ¿por qué una nueva temporada? Y la respuesta es obvia: RENTABILIDAD.

Y quizá acá nazca una discusión en torno a la adaptación del manga, ya que pueden decir “la segunda temporada es para adaptar todo el manga”, pero a eso respondo en la siguiente parte.

K-On! (2° temporada): La magia de la animación

Por si una temporada, 2 ovas y especiales (que buscaban ventas con títulos como “Las bragas de Mio”) no fueran suficientes para desarrollar toda la historia, Kyoto Animation confirmó una segunda temporada, el doble de larga y con más OVA’s y especiales.

Y bien podríamos decir que la productora hizo un recordatorio a la mítica serie de animación norteamericana Alvin y las ardillas. Al menos eso decían varios blogs con las canciones de apertura, cuyas letras eran muy malas. De por sí, las letras siempre fueron malas. No se puede tener mucha seriedad (o hablar de Rock, cosa que no se aproximaba ni de casualidad) en letras como Honey Sweet Tea Time, Fuwa Fuwa Time, Watashi no Koi wa hocchikisu, etc.

Pero, saliendo de las letras, ya sin objetivos fijos, se dedicaron a vender produciendo comedia y fan-service. De ahí a “la magia de la animación” como título. Otra explicación no encuentro a que chicas que solo estaban con traje de colegialas sin curvas de repente aparezcan tan producidas, como el caso de Mio. Y hablando de Mio, ese papel que tenía en la primera temporada se vio muy reducido, ya que solo Azuna se quedó con la responsabilidad de todo.

Muchos capítulos se hicieron eternos, otros eran pasables, pero fue todo un desperdicio de tiempo.

Al final, las chicas se fueron de la escuela por haberse graduado, dejando a Azuna con una canción y con la responsabilidad de mantener el club.

¿Fin?

K-On! (película): Supongo que los premios son subjetivos, al igual que la venta de tickets en el cine.

La serie “Danshi Kōkōsei no Nichijou“, obra de 2012 hizo un chiste sobre el final de un capítulo: decían que, sin haber practicado nada, un grupo de chicas iba a viajar a Londres a tocar música. Es, sin duda, la sinopsis perfecta sobre la película. Antes de todo, no todo fue malo: tanto en la serie, los OVA’s y la película los fondos y las adaptaciones de los lugares fueron perfectas. El dibujo de la escuela, de la ciudad de Londres y de otras partes es lo más destacado de la obra (y la única canción que vale la pena, “No, Thanks you”). Sin embargo, el dibujo era una maqueta muy linda para la nada misma, porque eso fue la película: nada.

Resulta que las chicas se fueron de vacaciones a Londres una semana antes del final del año, para festejar su salida de la escuela. Fin.

No hay más, no sucedió nada más. Se puede agregar que estuvieron en un bar, donde tocaron algunas canciones haciéndose pasar por otra banda, en el hotel, en un concierto público y volvieron a su país.

Lo peor es que mucha gente esperó con muchas ansias la película y solo los fanáticos más acérrimos la consideraron una buena obra.

En resumen, como lo dije antes, solo la animación, los fondos y el segundo ending de la segunda temporada son rescatables, el resto es muy soso: la historia que no relata nada, el OST que no se sintió en ningún momento, el resto de Insert songs y OP/ED que fueron normales y malos y que solo ayudaron a las ventas en billones de Yenes, los clichés típicos de la compañía, etc.

Sin embargo, a Japón (bah, a mucha gente en todo el mundo) esta obra le encantó: Ganó el Kobe Award en 2010 por la segunda temporada, por la película en 2011; también ganó el Tokyo Anime Fair en 2009, 2010 y 2011, el NewType en 2011, y, por sobre todo, miles de millones de Yenes, al ser la serie con más ventas BD de la historia, la banda ficticia con más discos vendidos, la película anime con más tickets vendidos en la historia y una de las 6 series con más recaudación, solo detrás de Pokemon, One Piece, Dragon Ball, Bakemonogatari y Fullmetal Alchemist. Además, las seiyuus tuvieron una gran oferta laboral y la mayoría está en la lista de las más acaudaladas de Japón.

Como dato de color, el Gobierno de Kioto usó su imagen para realizar el censo de la prefectura en 2010.

Notas:

1º Temporada

k1

2º Temporada

k2

Película

kmovie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: